16 febrero, 2019

La Acuarela

Jarrón Eucalipto (detalle), acuarela. Inma Peña Artista Plástica, 2017.

Jarrón Eucalipto (detalle), obra que realicé en acuarela sobre papel en 2017.

Etimológicamente, la palabra Acuarela procede del italiano ‘acquerello’, y hace referencia a la técnica pictórica que usa colores diluidos en agua sobre una lámina de papel.

Se cree que su origen se remonta a la China del siglo II a.C. cuando Cai Lun, segundo consejero del emperador He — Dinastía Han Oriental — inventa el papel. En España la fabricación de este material comienza a desarrollarse durante el periodo árabe en el siglo XII, llegando a extenderse a otros países colindantes en las siguientes décadas.

A diferencia del arte oriental donde la acuarela ha sido una técnica predominante, en Europa es el pintor renacentista italiano Rafael Sanzio (1483–1520) uno de los primeros artistas en usarla para abocetar sus composiciones en grandes cartulinas. Otro maestro incorporaría esta técnica a su producción artística seria el alemán Alberto Durero (1471–1528), influyendo en gran medida a la fundación de la primera escuela acuarelística europea con Hans Bol (1534–1593) a la cabeza.

Entre otros artistas que desarrollaron sus posibilidades podemos destacar a Van Dyck, John Constable, Paul Sandby o Joseph Mallord William Turner. En el caso de España Francisco Bonnín Guerín, Alberto Manrique, José Comas Quesada o Julio Quesada Guilabert, emplearon la acuarela como arte final de sus obras.

Composición, técnica y soporte



La Acuarela es una técnica pictórica que usa colores transparentes, finos pigmentos o tintas aglutinadas con Goma Arábiga, cuyo diluyente es el agua, y que se comercializa en pastillas o tubos.

Es difícil de controlar porque los blancos son los que se transparentan del soporte por debajo de las capas de color, que se superponen unas a otras para lograr la intensidad y mezcla de matices necesarios. Gracias a la adición de agua la pincelada será más o menos opaca.

El soporte de la Acuarela más estandarizado es el papel, del que existen gran variedad de grosores, texturas y colores, por lo que su elección va a depender directamente del estilo del artista. A pesar de que los papeles de mayor gramaje o grosor van a ondulase menos que los finos al aplicar el agua, esta técnica requiere que se tensen las láminas mojándolas previamente sobre una tabla, añadiendo cintas encoladas en su contorno para evitar que se deformen.

En Europa dos de los fabricantes de papel más antiguos son la casa Fabriano en Italia, fundada en 1276 y la francesa Arches, en 1492. Ambos producen papeles de alta calidad y rendimiento.